Saltar al contenido

KYG Calienta Biberones con 2 compartimentos y 4 funciones

    El calienta biberones KYG es un aparato multiusos compacto con dos compartimentos y cuatro modos de utilización. Puede calentar y descongelar la leche en los biberones y la comida para bebes en recipientes preservando la temperatura, pero además es capaz de esterilizar chupetes y cucharas, así como otros utensilios del día a día relacionados con la alimentación del bebé.

    La mayoría de bebés prefieren que la leche de sus biberones esté caliente, ¿y quién puede culparlos? Un calentador de biberones es la forma más conveniente de calentar y mantener la temperatura de la leche para el bebé, pero hay tantos en el mercado que puede ser difícil decidir cuál es el más adecuado. Ahí es donde entramos nosotros.

    A continuación analizaremos el Calienta biberones KYG, un producto muy sencillo de usar a la par de imprescindible que destaca por las múltiples funciones que posee. Sí, también tiene manual de instrucciones en español.

    Cuatro funciones en un único aparato

    En cuanto a funcionalidad, es muy práctico y tiene todo lo necesario para reducir el tiempo de preparación de la leche (o calentamiento de alimentos para bebés).

    Por lo tanto, no solo calienta biberones de leche, también descongela, esteriliza y calienta al vapor los potitos, preservando la temperatura hasta el momento en que lo apagas. El hecho de ser un calienta biberones todo uno hace que el coste se reduzca, evitando así otros aparatos que solo realicen una o dos funciones de las mencionadas.

    El calentador de biberones KYG está diseñado para calentar de manera suave y uniforme, con el objetivo de mantener las cualidades de la leche.

    Diseño ligero y compacto

    El caliente biberones KYG, como se puede apreciar en las fotos, es de color azul blanco y azul (aunque también está disponible en color blanco), pesa alrededor de 1 Kg y mide aproximadamente unos 23 x 22 cm. Esto significa que es pequeño, práctico y no tiene que esconderse detrás de otros dispositivos de marcas más conocidas.

    Panel grande y claro

    Desde el panel frontal, donde se puede observar la temperatura actual y la seleccionada, es posible escoger entre los cuatro modos de funcionamiento con el botón «mode». A través de los botones + y – se controla la temperatura de la leche y la comida en tarritos para el bebé.

    Cuenta además con un botón para el temporizador, otro para encender una luz en el interior que va perfecta para cuando tienes que levantarte por la noche, y el de encender / apagar el calienta biberones. En total, seis botones y cuatro iconos indicadores.

    Para resolver dudas siempre recomiendo leer primero el manual de instrucciones en español incluido en la compra.

    Calienta biberones con luz nocturna suave

    El calienta biberones KYG, a diferencia de otros calienta biberones del mercado, dispone de un modo de iluminación nocturna con solo pulsar un botón. Dicha acción permite crear un ambiente tenue y colorido durante las noches con el objetivo de no molestar al bebé con la fuerte e intensa luz de la habitación. Un motivo de peso más para tener en cuenta cuando se quiere comprar un calienta biberones moderno y multifuncional.

    Temporizador avanzado

    Con el temporizador avanzado integrado es posible programar el calienta biberones para que empiece a calentar en 1-24 horas. Así siempre tendrás preparado el bibe a la hora marcada por tu pequeño.

    Modo conservación de la temperatura

    Algo que me ha llamado mucho la atención es el modo encargado de conservar la temperatura de los biberones con agua o leche. Cuando la pantalla muestra la temperatura seleccionada de forma permanente, significa que el calentamiento se ha completado.

    Enseguida cambia automáticamente al modo de conservación del calor, manteniendo la leche con calor hasta que no apagas el calienta biberones pulsando el botón de apagado.

    Esto significa que si por alguna circunstancia o imprevisto te demoras unos minutos, la leche para el bebé permanecerá a la temperatura correcta en todo momento.

    Estilización al vapor

    Para esterilizar, se crea una nube de vapor dentro del depósito y se queda todo desinfectado. El biberón vacío y sus accesorios se colocan en la cestita interior, de manera que no flotan ni tocan directamente a la placa que calienta el agua.

    Este calientabiberones se apaga automáticamente después de terminarse la esterilización, la cual dura unos 10 minutos y es totalmente silenciosa, al igual que el resto de procesos.

    Apagado automático

    Otra característica de la que presume el calienta biberones KYG es la función de apagado automático, evitando que se estropee el aparato cuando se queda sin agua.

    Y no es la única característica de seguridad implementada por la marca. Está hecho con material de plástico resistente al calor y libre de BPA (no va a despedir sustancias químicas perjudiciales durante los procesos).

    ¿Cómo funciona?

    En cuanto a su uso, simplemente es enchufarla, poner el biberón y echar agua alrededor. Después solamente debes marcar el modo de funcionamiento que deseas, llegando a calentar el agua o la leche a los 30-50 grados de temperatura.

    Para calentar, es recomendable colocar los biberones antes de agregar el agua según el nivel de la leche, pero siempre alrededor de 2/3 el nivel del tanque. Para esterilizar, es suficiente agregar unos 150 ml de agua.

    Otros calienta biberones similares

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.